Parece que nada de lo que suceda puede interrumpir este buen momento que atraviesa Selena Gomez en lo profesional y en lo personal. La cantante vuelve a confiar en el amor, y ha comenzado una relación con The Weeknd que ha salido a la luz después de que fuesen vistos paseando por las calles de Los Ángeles, besándose y compartiendo gestos de cariño. Además, acabó el 2016 por todo lo alto después de recibir el galardón a mejor artista femenina pop/rock en la gala de los American Music Awards 2016.

Aunque su vida vuelve poco a poco a la normalidad después de los problemas de salud que la alejaron de los escenarios, a la reina de Instagram le está costando recuperar su actividad en las redes sociales. Pero sus aleatorias apariciones por las redes sociales en cuentas que no son la suya no están pasando desapercibidas para nadie. La foto semidesnuda que compartió el fotógrafo Mert Alas, con quien posó para una sesión recientemente, revolucionó a sus seguidores. Algunos se alegraron de ver a la cantante con poca ropa y a otros les sirvió para criticar a la actriz después del discurso que dio en los AMA's, donde criticaba el exhibicionismo en las redes.

Pero al tiempo, una foto, de nuevo en un perfil de Instagram que no era el de la cantante, enloquecía a sus fans. El maquillador Hung Vanngo, con quien se cree que ha trabajado para su próxima campaña publicitaria, compartió una foto de la cantante con su nuevo look. Selena luce una melena más corta y un maquillaje muy favorecedor. Hay que reconocer que sale guapísima, y sus seguidores premiaron el primer selfie de la intérprete desde que se retiró el pasado año con casi 130.000 'Me gusta'.

Pero algunos vieron un poco más allá. Concretamente detrás de Gomez, sobre su hombro. Al fijarnos se puede ver como el marco de la puerta que aparece a espaldas de la cantante está deformado. Esto ha hecho saltar las alarmas sobre el uso de Photoshop y todo indica que el selfie de Selena que ha encantado a los usuarios de la red, es resultado de una edición digital en la que se les ha olvidado arreglar un detallito.