Parece que Selena Gomez ha decidido comenzar el año tomando importantes decisiones.

La cantante, una de las famosas con más seguidores en Instagram, ha decidido hacer una limpia de amigas en su red social y ha dejado de seguir a amigas de lo más famosas como Demi Lovato o Gigi Hadid.

Lo que también ha sorprendido, y mucho, es que Selena ha cambiado su imagen de perfil por una de su madre de cuando era joven, algo que ha dejado a muchos un tanto confusos y es que desde que su madre dejó de ser su representante y tras su reconciliación con Justin Bieber, su relación era prácticamente nula.