Parece que las redes sociales tienen nueva reina. Después de mucho tiempo siendo Selena Gomez la propietaria del título de la más poderosa de las redes, y en concreto de Instagram, donde todavía continúa teniendo el mayor número de seguidores, su liderazgo ha llegado a su fin. Ahora le ha tocado el turno a Beyoncé.

La diva de la canción batió el récord de likes con la imagen que publicó en su perfil de Instagram anunciando su embarazo de gemelos, y desde entonces su popularidad y repercusión en las redes sociales no ha dejado de crecer, hasta haber conseguido quitarle el título a Selena. Según demuestran los datos publicados por D'Marie Analytics, la cantante es la más influyente en las redes.

Este prestigio es reconocido de forma económica, y es que cada publicación que comparte en sus redes sociales, supone un millón de dólares de ingresos, mientras que las que realiza Selena alcanzan los 775.000 dólares por la difusión de la publicación en todas sus redes sociales.

Los datos analizados por D'Marie Analytics, que se basan en el valor de la publicación compartida en las redes, en el recuento del número de seguidores, el alcance de las publicaciones y los clicks que genera, han demostrado que la repercusión de Beyoncé en las redes ha aumentado notablemente después de comunicar a sus seguidores su embarazo.