Selena Gomez no sabe qué hacer para dejar atrás el enfrentamiento que tuvo con Justin Bieber en Instagram. La cantante se ha refugiado en su familia para olvidar a Justin y a Sofia Richie -quienes desde hace un tiempo mantienen una relación intermitente-, según ha informado HollywoodLife.com.

Hace unas semanas Gomez salió en defensa de los beliebers que habían criticado a la que es su supuesta novia, y los que habían provocado que el principito del pop decidiera eliminar su cuenta en Instagram. Él se sintió ofendido y también tuvo una respuesta para Selena, quien más tarde se mostró arrepentida, aunque eso no parece ser suficiente para calmar las aguas.

Aunque su gira 'Revival' está siendo completamente un éxito, parece que su distanciamiento con el que un día fue su pareja le está dejando mella. Si hasta ahora Selena había sido conocida como el gran y único amor de Bieber, pensar que hay otra persona que puede quitarte el puesto tiene que ser doloroso. Y más cuando hay amor de por medio.