Fuimos muchos los que nos quedamos completamente impactados en 2017 después de que Selena Gomez anunciase a través de su cuenta de Instagram que se había sometido a un trasplante de riñón y que había sido su gran amiga Francia Raisa quien le había donado el órgano. Un trasplante al que tuvo que someterse después de los daños que la enfermedad que padece, lupus, le habían provocado en el riñón.

Y aunque en un principio todo fueron palabras de agradecimiento por haberle salvado la vida, según cuentan diferentes medios internacionales la cantante y su amiga llevan nueve meses sin dirigirse la palabra.

¿El motivo? Te lo contamos en el vídeo…

Seguro que te interesa...

Llaman a Selena Gomez 'gorda' por estas fotos en la boda de su prima