Recientemente, Sabrina Salerno, la cantante italiana que se convirtió en todo un icono en los ochenta, reapareció como presentadora en el Festival de San Remo después de un tiempo alejada de los escenarios.

Sabrina Salermo | Gtres

A sus 51 años, su aspecto no difiere mucho al que mostraba en los años ochenta. Parece ser que el paso de los años no le ha sentado nada mal y la cantante no tiene nada que envidiar a su yo de hace unos años. Sabrina está estupenda y nos ha demostrado que sigue siendo todo un sexsymbol…

Aunque sin duda, si hay algo que se le da bien a la cantante, es ser el centro de atención por cuestiones un tanto… técnicas.Y es que en esta esperada reaparición, Sabrina ha vuelto a tener un nuevo percance…

Al bajar las escaleras del festival se le atascó un tacón y tuvo que rescatarla el presentador de la gala. Un momento que la propia intérprete se ha encargado de recoger con humor en su cuenta de Instagram: "Solo a mí me podía pasar algo así".