Marie Fredriksson, la cantante del mítico grupo sueco Roxette, ha fallecido. Así lo anunciaba este martes su representante, Marie Dimberg, después de que la artista llevara 17 años luchando contra un tumor cerebral.

Su inseparable compañero musical, Per Gessle, le ha dedicado un emotivo mensaje de despedida: "El tiempo pasa muy rápido, parece que no hace nada cuando Marie y yo nos sentamos en mi pequeño apartamento en Halmstad y compartimos sueños".

Durante más de 40 años tuvieron una estrecha amistad y juntos dieron el salto internacional con Roxette gracias a su disco 'Pearls of Passion': "Estoy orgulloso, honrado y feliz de haber podido compartir gran parte de tu tiempo, de tu talento, de tu calidez, generosidad y tu sentido del humor. Todo mi amor está contigo y tu familia. Las cosas ya nunca serán iguales".