Robbie Williams ha llevado la polémica a Rusia, el cantante ha sido acusado de racista por varios medios rusos después de publicar su última canción 'Party Like a Russian'.

Un tema en el que el artista hace referencia a diferentes estereotipos rusos relacionándolos con el alcohol, las drogas y matrioskas.

"Tengo Stolli y molly, así que estoy alegre. Estoy chiflado, así que nunca pido disculpas. Hay una muñeca dentro de una muñeca dentro de una muñeca dentro de Dolly", canta Robbie en una de sus estrofas.

Un tema que además de crear polémica por sus letras, el videoclip no queda exento de crítica. Y es que en él, el cantante aparece convertido en un oligarca ruso dentro de una mansión con sirvientas.