Robbie Williams se ha convertido durante los últimos días en el centro de la polémica después de que salieran a la luz unas imágenes en las que se podía ver al cantante saludando a unos fans para, justo después, usar desinfectante de manos.

Fiel a su humor, Robbie ha publicado un vídeo en su perfil de Instagram en el que parodia de la situación. Así podemos ver al cantante saludando a una desconocida y deseándole un feliz año nuevo, para en cuanto desaparece usar desinfectante de manos y poner cara de asco.

Unas imágenes que han sido grabadas por su mujer, la actriz Ayda Field, bajo el título: “Limpiando la pizarra para 2017”.