Rihanna ha protagonizado este fin de semana uno de los momentos más divertidos y es que en las redes sociales no se habla de otra cosa, aunque para ella seguro que no ha sido tan gracioso.

Al salir de una sesión de fotos en un estudio en la ciudad de Nueva York, la cantante sufrió un choque con la puerta de salida, y es que parece que el guardaespaldas que le acompañaba no estuvo nada avispado y dejó que la puerta se cerrase en la propia cara de RiRi.

Tras el incidente, la cantante gritó un burlón 'Gracias' de lo más indignada a su protector, ¿le habrá despedido ya RiRi o le perdonará? Al parecer todo ha quedado en un susto y una simple anécdota, pero el vídeo de los hechos ya ha recorrido todo el mundo. ¿Cómo le habrá sentado esto a la de Barbados?