Rihanna ha dejado apartado el trabajo y las locas fiestas durante unos días para escaparse a su tierra natal, la isla de Barbados, para acompañar a su abuelo Bravo en su cumpleaños.

Y es que aunque parezcan que las celebrities siempre están de fiesta en fiesta dándolo todo, también tiene tiempo para dedicarle a la familia. Y más Rihanna, que siempre que puede se escapa a su querido Barbados para disfrutar de su grande familia.

Por las fotos que ha publicado RiRi en su Instagram se lo pasó de maravilla en la fiesta de cumple bailando con su ‘abu’, dándole un sinfín de besos e incluso chocándole los cinco. Una fiesta de lo más divertida, porque la familia de la cantante lleva el arte del baile en las caderas.