Rihanna ha mostrado su descontento con Snapchat. Hace unas horas publicaba un vídeo junto a dos amigas en el que ella misma se asusta al verse en la cámara. "Parezco blanca", dice en el vídeo al que titula: "Mezcla de perras, siempre en negación".

El vídeo fue grabado por la noche, justo antes de salir. La ganadora del Grammy y sus amigas estaban disfrutando de la prefiesta bebiendo botellines y grabándose vídeos con la aplicación de moda. Sin embargo, parece que a Rihanna no le gustó mucho su apariencia en ellos. Más bien, todo se debe a un filtro que elimina el color de su piel.

No es la primera vez que le pasa a la cantante de Barbados, hace una semana, ella y Melissa Forde se grababan en modo selfie en un coche con Snapchat. "Esa no parezco yo. ¿De quién es esa nariz? ¿Y esos ojos?", decía la intérprete de 'Work'.

Parece que Riri debe quedarse con Twitter e Instagram, que las demás aplicaciones le dan muchos dolores de cabeza. Eso sí, ver su cara en el vídeo no tiene ningún desperdicio.