Ricky Martin está consiguiendo pasar desapercibido a su paso por nuestro país y mezclarse como un turista más. Si hace unos días visitaba la Alhambra sin que el resto de visitantes se dieran cuenta, esta vez ha ido más lejos y se ha colado en una boda en la parroquia del Sagrario en Sevilla.

Antes de dar su concierto en el estadio de La Cartuja, el puertorriqueño recorrió las calles de Sevilla con su pareja, el pintor sueco Jwan Yosef. La pareja paseó por la ciudad como vimos en una de las publicaciones que subió el artista a su cuenta de Instagram, donde aparecen su pareja y él en el banco de la provincia de Albacete de la Plaza de España.

Con una gorra y unas chanclas de playa, el cantante y su pareja se colaron en la boda sin que ninguno de los invitados se diera cuenta de la presencia del puertorriqueño en la ceremonia.