Justin Bieber confirmó su enlance con la modelo, Hailey Baldwin, a través de un mensaje muy emotivo en su cuenta personal de Instagram en el que aseguraba que ella era el "amor de mi vida". Un mensaje muy revelador con el que presumía su amor a los cuatro vientos: "Escucha alto y claro Hailey, ¡estoy taaaan enamorado de ti! Tan comprometido a pasar mi vida conociendo cada parte de ti, amándote paciente y cariñosamente".

Y tras esta inesperada revelación que había dejado a más de uno soprendido, parece que el canadiense ha vuelto a dejar a todos sin palabras después de que le comprara una mansión de 4.3 millones de euros (cinco millones de dólares) a la modelo.

Un enorme regalo con el que quizá ha querido demostrar que se ha convertido en un hombre hecho y derecho, y que realmente está comprometido con todos los planes de vida que está formando junto a Hailey.

Según el portal de noticias TMZ, la casa que ha comprado la estrella es de 40 hectáreas y cuenta con cuatro habitaciones, seis baños, una sala de cine, otra de juegos y una propia pista de carreras. Un gran regalo que además se encuentra en la localidad de Cambridge en Ontario, Canadá, país donde nació el cantante.