Recientemente Selena Gomez nos dejaba a todos estupefactos tras anunciar a través de su cuenta de Instagram que se había tenido que someter a un trasplante de riñón (que le donó una de sus mejores amigas) tras verse dañado por sus problemas con el lupus.

Después de hacerse pública esta noticia, Justin Bieber se puso en contacto con una gran amiga de Selena, Mandy. El cantante quiere reencontrarse con su exnovia y mostrarle su apoyo y cariño y parece que Selena también podría estar por la labor.

Según publican, Selena habría decidido perdonar a su exnovio definitivamente. El problema es que aseguran que la exniña Disney habría decidido no contarle nada a su actual novio, The Weeknd, para así evitar que este se ponga celoso.