El monstruoso graffiti, creación de Justin Bieber

Resulta que, a pesar de sus 19 añitos, Justin Bieber sigue siendo todo un adolescente rebelde. Después de su concierto en la ciudad australiana de Brisbane, parece que el cantante quiso demostrar al mundo sus dotes artísticas callejeras en una de las paredes del hotel donde se alojaba, pintando una serie de graffitis que ha querido mostrar a sus seguidores en las redes sociales.

Tom Tate, el propio alcalde del municipio, ha querido tomar medidas enviándole un kit de limpieza, pero parece que no ha llegado a manos del cantante. Sin embargo, el propio alcalde ha declarado que está dispuesto a perdonarle, pero sólo si vuelve a la ciudad y canta villancicos navideños para los habitantes de Brisbane.

"Solo ven y límpialo y estaremos todos contentos contigo. Si no quieres limpiar, te ofrecemos una alternativa, ven y canta villancicos por Navidad el próximo mes de diciembre durante una hora y te dejaré ir", declaraba Tom Tate para la televisión australiana 'Nine Network'.

Por el momento Bieber no se ha querido pronunciar al respecto... ¿Volveremos a verle por Australia con un gorrito de Papá Noel deleitando al personal con su voz angelical?