Todos sabemos que la relación que hubo entre Rihanna y Drake marcó mucho la vida de la cantante y que nunca llevaría del todo bien que el rapero rehiciese su vida de nuevo, pero que encima lo haga con una de las que ella consideraba su amiga en el mundo de la música, Jennifer Lopez, ha desatado la furia de la cantante que ha reconocido estar muy molesta y que para evitar ver las fotos de la nueva pareja, ha dejado de seguir en Instagram a la cantante.

Entendemos que para la de Barbados sea difícil asumir la nueva relación de su ex con una de sus amigas, y aunque ella ya dejó de seguir en Instagram a la cantante antes de que se confirmase la relación, parece que las últimas imágenes de ambos besándose han hecho que Rihanna suelte la lengua.

Según ha declarado una fuente cercana a la cantante, a Rihanna no le ha sentado nada bien: "La gente que forma parte del círculo más cercano a Rihanna no paran de hablar de lo molesta que está Rihanna con todo este tema. Hace solo unos meses, eran ella y Drake quienes estaban juntos. Jen es una de sus mejores amigas en el mundo de la música y el hecho de que sea ella quien le ha quitado a Drake es lo que más le ha sorprendido de todo esto", explicaban a la publicación The Sun.

No tiene que ser fácil ver como el rapero que tantos años llevaba enamorado de la cantante ahora ha ocupado su corazón de nuevo, y además con una de sus amigas. Probablemente Rihanna se esté arrepintiendo de los gestos de cariño que tuvo con su compañera de profesión, como cuando le regaló las botas diseñadas por ella para Manolo Blahnik con una nota personal para Jlo.