Tras su último concierto, Adele anunció que iba a retirarse por un tiempo del mundo de la música. Y dicho y hecho… De momento Adele no volverá a pisar un escenario ni por todo el dinero del mundo.

Según informan varios medios británicos, la artista habría renunciado a ofrecer un show privado a un magnate árabe en un evento celebrado en Oriente Medio recientemente. Pero este no es el único concierto privado que ha rechazado Adele, la cantante habría declinado este mismo año dos conciertos privados por los que iba a ganar un millón de libras por cada uno.

Lo que más sorprende de todo esto es la razón que dio su agente cuando le ofrecieron los conciertos, según cuenta el músico australiano y amigo de la cantante Guy Sebastian, que se encontraba junto al agente de Adele cuando rechazó la oferta: "Su agente dijo: 'No, no lo hace. Está ocupada trabajando en el jardín de su casa esta semana'".