Adam Levine ha sido víctima de una broma de muy mal gusto. Un usuario anónimo llamó a la policía acusando al vocalista de Maroon 5 de maltratar a su mujer Behati Prinsloo y su hija recién nacida.

La policía acudió a casa del vocalista después de que este personaje anónimo asegurase que Levine estaba siendo víctima de un brote violento y estaba agrediendo a su mujer y a su hija. Según informa TMZ, en la llamada se aseguraba que había golpeado a la pequeña y que había dejado inconsciente a la modelo.

Cuando la policía se presenció en casa del artista, no hallaron ninguna evidencia del presunto maltrato por lo que decidieron cerrar el caso por falsas acusaciones.

De momento el cantante no se ha pronunciado pero no se descarta que tome acciones legales contra esta broma de mal gusto.