Seguramente que Kelly Clarkson en ningún momento pensó la gran polémica que se iba a generar en torno a sus últimas declaraciones. La cantante, que es madre de una niña llamada River Rose y un niño llamado Remington Alexander, habló sobre la educación de sus hijos y ha generado una gran controversia.

Durante una entrevista concedida en la radio del programa 'The Buzz in Rochester' reveló que cuando era pequeña y se portaba mal su madre le pegaba algún azote, un tipo de educación que ella repite con sus hijos: "No me refiero a pegarle duro", quiso remarcar la cantautora para evitar posibles malentendidos.

Pero a pesar de intentarlo, sus declaraciones generaron un sinfín de comentarios en las redes sociales que criticaban el comportamiento de la cantante.