Katy Perry se ha mostrado siempre de lo más orgullosa de su perrito Butters pero parece que en esta ocasión, la cantante no está tan contenta con su mascota como de costumbre.

La artista ha publicado en su Instagram Stories cómo su perro había defecado sobre su teléfono móvil que se encontraba en el sofá. ¡Sorpresa!

Pero por lo que parece, Katy se ha tomado con mucho sentido del humor la caquita de su perro, ya que publicaba la imagen junto a la frase: "Sin palabras".

Imagen no disponible | Atresmedia