Perrie Edwards ha compartido con sus seguidores, a través de su cuenta de Instagram, lo bien que se lo está pasando en sus vacaciones. La integrante de 'Little Mix' ha publicado imágenes de ella en bikini que no dejan ninguna duda del cuerpazo que tienen la cantante.

Pero no todo han sido halagos, los haters también han comentado las fotos. En una de ellas, la cantante sale balanceándose en un columpio y es imposible no fijarse en el tamaño de su trasero. Una imagen que ha provocado que las malas lenguas opinaran al respecto acusándola de abusar de Photoshop con su retaguardia.

Perrie ha respondido a todos estos comentarios publicando un vídeo en su Instagram con el que ha puesto fin a cualquier tipo de especulación, demostrando que su trasero no tiene ningún retoque:"Para todos los policías del Photoshop de allá fuera", decía la artista.