Niall Horan con la equipación del FC Barcelona

El grupo One Direction ya ha comenzado su gira por España. Aunque su recorrido será breve, pues sólo estarán en concierto en Madrid y Barcelona, la ciudad condal ha sido la primera en recibir a los cinco jóvenes que han desatado la locura entre sus fans. Más de 40 mil seguidores (cuatro veces más que la última vez que visitaron la ciudad catalana) se dieron cita ayer en el Estadio Olímpico de Montjuïc, donde gritaron, cantaron y enloquecieron por sus ídolos durante las dos horas y 23 canciones de 1D.

Y como para no llorar de la emoción si encima los componentes del grupo dijeron a algunas de las fans durante el concierto: "Os amo", tal y como confirmaron después varias directioners. Los chicos estuvieron en todo momento paseándose por la pasarela y moviéndose de un lado a otro del escenario para que todo el público pudiera disfrutar del espectáculo y de ellos, un gesto muy agradecido por las decenas de miles de personas que se reunieron esa noche en Barcelona. Los saludos, palabras en español e incluso camisetas del Barça no faltaron en la actuación de los británicos.

Abraham Mateo fue uno de los teloneros de 1D y no dudó en agradecer a través de su cuenta de Twitter el cariño recibido y la gran oportunidad de poder compartir escenario con la super banda del momento. 5 Seconds of Summer también abrió el concierto, siendo la antesala de locura teenager perfecta para que minutos después explotara el volcán directioner con la aparición de los cinco cantantes.

Louis Tomlinson y Niall Horan decidieron visitar el Camp Nou antes de su actuación esa misma noche y se fotografiaron en el terreno de juego vestidos con las camisetas del FCB, mientras daban algún que otro toque y pases con el balón. Este acontecimiento no tardó mucho en volverse trending topic nacional y es que cada cosa que hace el grupo más mediático del momento, se vuelve oro y motivo de locura de sus fans.

Las directioners podrán disfrutar de sus chicos el próximo jueves en la capital de España, donde se espera otro lleno absoluto y un espectáculo asegurado.