Un año después de la polémica actuación de Miley Cyrus en los VMA's 2013 en la que mostró al mundo entero lo bien que se le da eso del 'twerking', Nicki Minaj ha decidido llevar a otro nivel el baile más erótico del momento contoneando su enorme trasero con unos movimientos de lo más picantes y restregándose con todo 'bicho viviente', pues el elenco de bailarines que le acompañaron durante su actuación en los VMA's estaban caracterizados según el videoclip del tema 'Anaconda', que se desarrolla en plena selva amazónica.

Aunque Nicki se encargó de enviar amplias sonrisas al público, evidenciando lo bien que se lo estaba pasando con todo aquel espectáculo, el rostro que verdaderamente cobró protagonismo tanto en la gala como en las redes sociales fue el de Rita Ora. La cantante parecía no dar crédito a lo que estaba viendo, y con la boca abierta y los ojos como platos fue captada por el intrépido realizador de los premios.

La noche no dejó de tener a la rapera de Trinidad y Tobago como protagonista, pues justo después de su actuación de 'Anaconda', el tema enlazó con la interpretación de 'Bang Bang' en la que Nicki canta junto a Jessie J y Ariana Grande. El rápido cambio de vestuario jugó una mala pasada a la isleña y tuvo que salir sujetándose literalmente el vestido para que no se viera más de la cuenta. Menos mal que en esa canción no tenía que mover tanto su enorme 'cu-cu'...