Todo sucedió el pasado 7 de mayo cuando Nicki Minaj plateó un concurso para poder verla en la próxima gala de los premios Billboard, entonces un fan suyo le planteó de manera inocente: "¿Bueno, quieres pagarme la matrícula universitaria?".

Entonces otro fan dijo: "Pero la gente con sobresalientes obtiene directamente becas. ¿Qué pasa con los que tenemos notables?", surgiendo así de repente otro concurso en el que Minaj se encargaría de costear los estudios de sus admiradores.

Han sido unos veinte el total de las matrículas que ha pagado la cantante y terminaba diciendo: "De acuerdo, chicos, ha sido divertido. Dejad que haga esos pagos mañana y después consulte si me queda algo de dinero. Haré más en un mes o dos". Sin duda una iniciativa que dice mucho de Nicki.