Nicki Minaj se ha alzado como la celebrity más polémica de Halloween, y no precisamente por su inapropiado disfraz. La rapera se ha convertido en uno de los personajes más criticados por los contenidos que ha publicado en su cuenta de Instagram con motivo de la celebración del Día de los Muertos.

El primer y polémico post de la cantante fue un vídeo, que más tarde eliminó, en el que aparece en el pasillo de un complejo de Las Vegas disfrazada de Hada Madrina junto a varios amigos. La escena parece de lo más normal, hasta que la artista se encuentra con una minusválida en silla de ruedas a la que, dirigiendo la varita mágica que llevaba como parte del traje, le increpa que se levante y camine.

En el segundo post, que sigue en su perfil, aparecen dos de sus amigos disfrazados de Bill Cosby y una de sus supuestas víctimas, desmayada, a la que este intenta drogar.

Ambas publicaciones han sido duramente criticadas por sus seguidores a través de las redes sociales, motivo por el que Nicki se ha visto obligada a dar explicaciones. La intérprete ha querido dejar claro que ella nunca se burlaría de un discapacitado, y que la mujer que aparece en el vídeo es una de sus amigas disfrazada de minusválida para la ocasión. ¿Será verdad o una estrategia de Minaj para acallar las críticas?