Nick Carter acabó arrestado el pasado miércoles en un exclusivo club nocturno de Florida tras participar en un violenteo enfrentamiento.

El cantante de Backstreet Boys ha sido acusado de delito menor de resistenica y de oponerse a uno de los policías, aunque sin violencia. Y es que según ha podido saber TMZ, los agentes le invitaron hasta en diez ocasiones a salir del local, pero Nick les hizo caso omiso por lo que finalmente fue arrestado.

No es la primera vez que Carter acaba detenido, ya que en 2002 también sufrió un incidente parecido cuando el músico protagonizó una pelea y se resistió a la policía.