Niall Horan ha puesto en jaque a todos sus fans después de verse obligado a abandonar un concierto de One Direction en el Festival de Música de Apple tras sentirse indispuesto. Al parecer el cantante sintió dolencias en mitad de la actuación y se vio obligado a abandonar el escenario.

Tras una rápida mejoría, Niall utilizaba su cuenta de Twitter para tranquilizar a sus fans: "No había ninguna ambulancia, no se preocupen. Hacía demasiado calor en el escenario y yo no me sentí muy bien".

Un momento que el resto de los chicos de One Direction se tomó con mucho humor. Louis Tomlinson preguntó en pleno concierto: "¿Dónde está el irlandés?", y Liam Payne contestó: "Hemos perdido a otro, ¡oh Dios mío!". Para finalizar el ligón del grupo, Harry Styles dijo: "Están cayendo como moscas".