Hace tiempo que Katy Perry decidió comprar un antiguo convento católico situado en las afueras de Los Ángeles, lo cual causó mucha polémica en aquel momento pues la cantante acabó en los tribunales con las monjas que en él residían, pertenecientes a la orden del Inmaculado Corazón de María.

Este conflicto, que empezó en 2016, comenzó porque las monjas preferían venderle el convento a la restauradora Dana Hollister quien pretendía reformarlo para convertirlo en un hotel. Como el conflicto no se resolvía tuvo que intervenir la Archidiócesis de Los Ángeles quien le paró los pies a las monjas.

Al parecer ellas no tenían ninguna autorización para vender el inmueble perteneciente a la Iglesia, por lo que la venta se paralizó. Sin embargo, las hermanas no estaban de acuerdo con la decisión de la Archidiócesis por lo que recurrieron a los tribunales.

Es entonces cuando la hermana Catherine Rose Holzman, de 89 años de edad, falleció durante el juicio. Al parecer esa iba a ser la primera vez que hablaba ante los medios de comunicación. La mujer se desmayó durante el juicio y finalmente falleció en el hospital.

Sus últimas palabras públicas estuvieron dirigidas a la cantante. "A Katy Perry, por favor deténte. Todo esto no le está haciendo bien a nadie y sólo está hiriendo a muchas personas", dijo ante los medios de comunicación. La cantante no se ha pronunciado al respecto.