Para Demi Lovato no fue fácil canalizar la fama. Desde que se convirtió en una estrella Disney dio un cambio radical y llegó un momento en el que perdió por completo las riendas de su vida y tuvo problemas de adicción con las drogas y el alcohol. Ahora, años después de los primeros pasos en el mundo de la canción y de la interpretación, la artista ha confesado el motivo por el que decidió alejarse de ciertas amistades.

En sus inicios se rodeaba de algunas de las chicas más famosas del momento, como Selena Gomez, Miley Cyrus o Taylor Swift, pero finalmente decidió sacarlas de su vida y con algunas llegó a protagonizar verdaderos escándalos, como con Swift, a quien le declaró la guerra. Finalmente decidió rodearse de chicos como los hermanos Jonas, con quienes forjó una bonita amista que a día de hoy continúa irrompible.

La cantante ha concedido una entrevista a la revista Mamamia y ha desvelado el motivo por el que decidió distanciarse de las chicas. "Hice un cambio específico. Hubo un tiempo en que yo solía decir que no me llevaba bien con chicas. Reevalué por qué no me llevaba bien con las chicas, y creo que es porque no tenía a ninguna en mi vida en la que pudiera confiar", parece que la artista decidió alejarse del resto de estrellas de su edad y acercarse más a los chicos con los que pasaba muchas horas de gira y con quienes trabajaba.

Pero ahora, tal y como ha declarado la cantante, ha incluido a mujeres en su círculo más cercano que son influencias positivas y modelos a seguir: "Ahora llegué a un punto en el que me rodeo a mí misma con mujeres fuertes y eso realmente ha hecho una diferencia en mi vida". Aunque no ha dado nombres ni ha hablado de casos en concreto, parece que Selena, Miley o Taylor no son amigas de fiar.