Cantante, actriz, tatuadora… Miley Cyrus vale para todo, y sino que se lo digan a su asistente personal, Cheyne Thomas, al que la cantante ha tatuado una carita sonriente. Sí sí, el pobre ha tenido que soportar como Miley le destrozaba el tobillo y le dejaba un recuerdo que nunca olvidará .

La cantante ha querido compartir esta nueva faceta con todos sus fans y ha publicado una foto del momento en su cuenta de Instagram, en la que aparece muy concentrada y dispuesta a dejar su huella en el tobillo de su asistente. ¿Le cogerá el gustillo a esto de tatuar?

Y es que esta chica nunca dejará de sorprendernos. Hace tan sólo unos días contrataba a una médium para contactar con su recién fallecido perro, Floyd, al que adoraba y del que no ha podido olvidarse. ¡Qué vida más ajetreada!