Miley Cyrus sigue dando de qué hablar. La excéntrica cantante se ha tatuado a su perro fallecido Floyd en el costado izquierdo, tras haber pasado largas horas de fiesta y desfase.

Sabemos por su propia cuenta de Instagram, que entre disfraces, caretas y demás objetos que inundaron su casa, a la estrella del pop se la fotografió fumándose un porro, mientras un desconocido joven con una cabeza de unicornio sujetaba el cigarrillo. Una fiesta de lo más colorida y divertida que tuvo de colofón final el tatuaje de Lloyd.

Miley compartió con sus seguidores de la red social el momento en el que tumbada en la camilla, el tatuador da forma al perfil de su mascota mientras se tapa cuidadosamente el pecho con una remangada camiseta blanca. Hasta ocho fotos ha querido mostrar la artista de su nuevo tatuaje, un dibujo que lucen idénticos otros dos amigos de la artista, tal y como se ha encargado de enseñar. Rodeando la cara del perro aparece escrita la frase: "With a little help from my friends", famosa letra de canción de los Beatles.

El amor que la cantante sentía hacia Lloyd lo ha llevado más allá de su cuerpo y es que aprovechando su gira Bangerz Tour, Miley ha llegado a cantar sobre el escenario junto a un enorme perro hinchable que representaba a su amada mascota.

Aunque aseguraba que nada ni nadie podrá reemplazar el vacío que siente tras la fatídica muerte de Lloyd, la artista ha adoptado a Emu, otro perrito que ya es toda una celebridad en las redes sociales. ¿Qué será lo próximo con lo que nos sorprenderás, Miley?