Después del revuelo que se creó por su participación en el Festival de Cine Porno de Nueva York, ahora Miley Cyrus revela que le engañaron con el cometido del corto de Quentin Jones, 'Tongue Tied', y retira el vídeo del Festival.

Aunque los representantes de la cantante han revelado que Miley estaba encantada de hacer este vídeo, niegan que la estrella del pop quisiera que se viera reproducido en un Festival de Cine Porno.

Por este motivo, los representantes han exigido su retira inmediata. Desde la organización del Festival aseguran que querían proyectarlo como un "discurso amplio respecto al arte, la sexualidad, el sexo y la pornografía".

Por su parte, Miley ha comentado que aunque se siente engañada con la finalidad del vídeo está muy orgullosa del trabajo realizado en él.