Parece que los planes de boda entre Miley Cyrus y Liam Hemsworth están en punto muerto después varias peleas importantes de la pareja. Una fuente cercana a los tortolitos ha hablado para OK!, confesando que el actor no ha querido llevar en todo el año el anillo de compromiso, hecho que ha provocado que la cantante se pregunte cómo de involucrado esta su futuro marido con la boda.

"Ella lo empujó a llevar el anillo y acabó con ella perdiendo el control y gritándole muy enfadada. La pelea fue una de las peores que han tenido", dijo. Aunque recordemos que hace poco vimos al actor de 'Los Juegos del Hambre' luciendo su bonito anillo durante una barbacoa.

Otro de los motivos por el que nos podríamos quedar sin boda es que la artista se centró únicamente en este evento dejando a un lado su relación: "Todo era el trabajo o la boda. Liam sintió que no se estaba prestando atención a la relación", ha dicho la fuente.

Toda esta situación provocó que la pareja se viera muy agobiada y tomaran la decisión de tranquilizarse y tomarse las cosas con más calma olvidándose durante un tiempo de los preparativos de la boda: "Las cosas han cambiado. Miley y Liam son mucho más felices ahora".