Miley Cyrus volvió a liarla en una de sus actuaciones. El pasado martes la cantante dio su primer concierto  en el Arena Monterrey de México donde protagonizó una de sus provocativas performances.

En esta ocasión Miley se colocó un enorme culo postizo y empezó a imitar a Nicki Minaj y su famoso 'tweerking'. Un suceso que habría pasado desapercibido si no fuese porque dos de sus bailarines comenzaron a azotarla con banderas de México.

Este suceso no ha gustado nada a los seguidores de la cantante ni a los altos cargos de este país y según cuenta Infobae podría ser sancionada con una multa de 1000 dólares o un arresto de 36 horas.

La estadounidense aún tiene previstas más actuaciones en Monterrey, México DF y Guadalajara pero… ¿Serán suspendidos estos conciertos?