Miley Cyrus ha concedido la que podríamos considerar su entrevista más sincera hasta la fecha.

La cantante ha confesado a la revista Variety que no siente que encaje en ninguna identidad sexual concreta por lo que podría definirse como pansexual.

"Nunca me ha gustado ser una chica. Pero ser chico tampoco suena divertido. El alfabeto LGBTQ podría continuar eternamente. Pero falta la 'P' de pansexual. Comencé a abrir los ojos cuando estaba en quinto o sexto curso. La primera relación que tuve en mi vida fue con una chica", confesaba al magazine la exniña Disney.

Fue una visita a un centro de gays, lesbianas y transexuales en Los Ángeles cuando Miley abrió los ojos después de conocer a una persona que no se sentía ni hombre ni mujer. La pansexualidad es una orientación sexual que se caracteriza por la atracción independientemente del género o la identidad sexual.