Miley Cyrus ha experimentado muchos cambios a lo largo de su trayectoria profesional y personal. Empezó siendo una actriz Disney como Hannah Montana y poco a poco se ha ido abriendo camino en el mundo de la música hasta convertirse en una gran artista.

Ahora, Miley quiere explicar a todos sus fans los momentos por los que ha vivido. En una entrevista para Harper´s Bazar la cantante confiesa que hubo un momento en el que se llegó a sentir sexulaizada: "No quería enseñar las tetas y la lengua en todas las sesiones de fotos, pero en algún momento se convirtió en algo que se esperaba de mí. Al principio era solo una manera de decir: "Que os den. Las chicas tienen derecho a ejercer su propia libertad". Con estas declaraciones tan firmes, la cantante dejó ver la 'antigua' Miley que parece haber desparecido.

Cyrus asegura que en muchas ocasiones no ha sido 'dueña' de sus actos y es que los adultos mandaban sobre esta niña de 11 o 12 años. Un ejemplo para ella ha sido Beyoncé y es que su frase: "Las chichas dominan el mundo", ha sido un mensaje que la cantante ha querido tomar para definir su tan peculiar personalidad.