Melanie Janine Brown fue una de las integrantes del grupo musical femenino, Spice Girls, en los años 90. Desde ese momento muchos la han conocido como 'Mel B', cuyo nombre también ha sido relacionado con sus increíbles looks para las alfombras rojas y participaciones en realities musicales como jurado.

Una época que ha vivido de la mejor manera, pero que parece que no ha sido todo 'color de rosa'. Y es que después de saberse que posiblemente habría un reencuentro entre el antiguo grupo a finales de año, eran muchas las noticias que se hacían eco sobre la posibles adicciones y grave estado de salud de la inglesa.

Ahora Mel B ha querido detener las habladurías que se han estado comentando y ha decidido dar a confesar que a sus 43 años es adicta al alcohol y al sexo. Unas fuertes declaraciones que ha concedido al diario 'The Sun', en las cuales también ha agregado que su adicción la tratará en el mes de septiembre entrando a un centro de rehabilitación.

Sin embargo, parece estos no son los únicos problemas que se encuentran en la lista de la artista porque también ha confesado que está pasando por un estrés postraumático después de su antigua relación con Stephen Belafonte: "Ha sido increíblemente traumático revivir una relación sentimental con tantos abusos y enfrentarme a tantos asuntos dolorosos de mi vida".

Su relación con el cineasta llegó a su fin después de que él mantuviera una relación amorosa con la niñera de sus hijos, a la que dejó embarazada. Una situación que obligó a Melanie a indemnizarla con 300.000 dólares por "servicios extras".