Desde hace tiempo el cuerpo de Mariah Carey ha sido de lo más cuestionado. Tanto que la cantante decidió pasar por quirófano a primeros de año para implantarse una banda gástrica. En poco tiempo, Mariah llegó a perder hasta 13 kilos, pero parece que su pérdida de peso continúa…

La cantante acudía este miércoles al programa de Jimmy Kimmel y sorprendía a todos con lo delgadita que está.