Hasta hace unos días Mariah Carey era una mujer feliz y comprometida con el multimillonario James Parker, pero el empresario ha decidido romper su noviazgo debido a las altas cantidades de dinero que gasta la artista y porque dedica gran parte de su tiempo a exponer su vida mediáticamente sobre todo a través de su nuevo reality 'Mariah’s World', una forma de vida que no comparte James.

Así, la reacción a esta ruptura no ha tardado mucho en salir a la luz por parte de la artista quien ha decidido demandar una gran cantidad de dinero al que fuera su prometido debido a los daños que le ha ocasionado su relación a nivel personal y profesional.

Según informa TMZ estos daños se deben en parte al cambio de residencia de Mariah de Nueva York a California porque Parker quería estar cerca de sus hijos. Pero, además, justifica que tuvo que cancelar la gira por Latinoamérica debido a un incidente con Packer en un yate. Un hecho que traumatizó a la cantante y provocó un gran descenso en sus ingresos. Por ello, ahora Carey reclama 50.000 dólares para subsanar así todo lo que ha perdido con esta relación infructuosa.