Mariah Carey ha desvelado en una entrevista para la revista Page Six uno de los problemas por lo que más vergüenza ha llegado a sentir. La cantante se ha atrevido a comentar que su sobrepeso le ha provocado, en varias ocasiones, tener una baja autoestima y por ello ha decidido pasar por quirófano para bajar de kilos.

Mariah ha revelado que aunque se sentía orgullosa de sus curvas, llegó un momento en el que le impedían bailar correctamente y, además, comenzó a recibir numerosas críticas por las redes sociales que le afectaron fuertemente. Tras esto, la intérprete, a sus 47 años, se ha sometido a una cirugía donde se le ha colocado una banda gástrica hace apenas un mes para perder esos kilos que ella afirma que le sobraban.

Sin embargo, esta decisión no ha sorprendido a sus fans, pues Mariah ha sido pillada en varias ocasiones editando sus imágenes con Photoshop y así lucir un aspecto diferente.