Cuando todavía el mundo seguía conmocionado por el tiroteo ocurrido en Las Vegas en el festival de música 'Route 91. Harvest', Mariah Carey entraba en directo (vía conferencia) en el programa inglés Good Morning Britain.

Tras lo ocurrido el presentador decidió preguntar a Mariah sobre lo sucedido, a lo que la cantante respondió de forma muy poco acertada.

"Nadie lo hubiese esperado. Está mal. En realidad no sé qué decir", decía Mariah con tono despreocupado.

 

Tal fue su actitud de indiferencia, que los usuarios de las redes sociales comenzaron a criticar la actitud de la cantante.

Tiempo después, y después de las muchas críticas recibidas, Mariah utilizaba su cuenta de Twitter para lanzar un mensaje sintiendo lo sucedido.