Se avecina batalla legal entre Mariah Carey y su exmanager Stella Bulochnikov. La que fuera agente de la cantante ha denunciado a Mariah por supuestos abusos sexuales y por consumo de sustancias. Stella interpuso la denuncia en Nueva York alegando que la cantante ha violado varias de las leyes del país.

Según Stella, la cantante se ha paseado desnuda en varias ocasiones delante de ella y es adicta al alcohol y a la marihuana. Además de las acusaciones, Stella insiste en que la cantante la despidió a mitad de su contrato sin pagarle el dinero que le debe.

En su defensa, Mariah Carey ha dicho que: "Stella fue despedida por no hacer bien su trabajo, y asegura que su agente no tenía ningún tipo de contrato mientras trabajó con ella". Stella trabajó durante tres años para la cantante y fue en noviembre de 2017 cuando rompieron su relación laboral.