Justin Bieber recibió un Grammy Latino por su participación en el remix de ‘Despacito’ junto a Daddy Yankee y Luis Fonsi. El cantante se alzó con el galardón a Mejor Interpretación Urbana y, como no asistió a la gala para recogerlo, la organización se lo envió por mensajería.

Pero hubo un error y el Grammy fue enviado a Carlos Escalona Cruz, el productor musical de Marc Anthony que se llevó premio por el álbum ‘Marc Anthoby for babies’ en la categoría de Mejor Álbum Infantil. Pero se ve que en algún momento el Grammy de Justin se ‘traspapeló’ y fue a parar a sus manos.

 

La sorpresa de Carlos tuvo que ser monumental, de hecho su cara lo dice todo en las imágenes que subió a las redes sociales. Pero enseguida se puso en contacto con la organización de los Grammys Latinos, quiénes le pidieron disculpas y le dieron instrucciones para que devolviera el premio y así hacérselo llegar a Bieber.