La madre de la cantante Ariana Grande, Joan, ayudó a un grupo de fans que se encontraban en el pabellón tras la explosión refugiándolos en el camerino y esperando con ellos hasta que fuera totalmente seguro salir.

Este trágico suceso ha dejado a 22 personas sin vida y un largo número de heridos.

La cantante se ha mostrado muy conmocionada en redes sociales publicando un mensaje en el que se muestra rota de dolor por lo sucedido. Según aseguran, la cantante ha cancelado por el momento su gira.