Después de que Rocco Ritchie, el hijo de Madonna y el director de cine Guy Ritchie, haya sido detenido este pasado martes en Londres por estar fumando marihuana en plena vía pública, la cantante ha querido pronunciarse públicamente en defensa de su hijo.

La artista ha emitido un comunicado en el que solicita a los medios que se mantengan al margen de tan delicado asunto: "Quiero muchísimo a mi hijo, por lo que haré todo lo que esté en mi mano para proporcionarle la ayuda que necesita en estos momentos. Por eso os pido que respetéis nuestro derecho a la intimidad ante un hecho que solo nos concierne a nosotros como familia".

Aunque seguramente no se presenten cargos contra Rocco debido a que se trata de un delito menor, el departamento de asuntos sociales del Ayuntamiento de Camden está estudiando el caso para evaluar si el joven de 16 años debe asistir algún tipo de curso de concienciación.