A sus 58 años, Madonna tiene claro que piensa seguir provocando al personal hasta que el cuerpo aguante. Así la cantante no dudó en aprovechar su momento en el Madison Square Garden, en el que hizo de telonera de Amy Schumer, para captar votantes para Hilary Clinton.

"Bueno, me voy a ir marchando ya porque alguien mucho más divertido que yo está a punto de pisar este escenario. Señoras y caballeros, dejadme sin embargo que diga algo más antes de presentar a este genio de la comedia. Si votáis por Hillary Clinton, os haré una mam***. Os prometo que soy muy buena. No soy ninguna patosa y me lo tomo muy en serio. Soy de las que miran a los ojos mientras lo hace y de las que se lo traga", dijo la artista sin pelos en la lengua, momentos antes de que el público la invitara a abandonar el escenario.

Y es que Madonna y Amy son muy amigas, de ahí que ambas estén haciendo campaña a favor de Clinton y en contra de Donald Trump siempre que tienen oportunidad. De hecho la diva del pop no ha dudado en alabar en más de una ocasión lo mucho que admira a la cómica actriz, con la que comparte representante: “Esta mujer tiene un talento increíble, es alucinante y tengo que reconocer que estoy muy celosa de ella porque algún día me gustaría ser capaz de hacer lo que ella hace. Desde que se hizo famosa ya casi no veo a mi mánager, bromeaba.