Madonna ha querido rendir su particular homenaje a las víctimas de los atentados de París de este fin de semana. La cantante se encontraba en Estocolmo en el momento de los ataques debido a un concierto que iba a ofrecer en la ciudad con su gira ?Rebel Heart Tour?.

Tras conocer lo sucedido, la cantante pensó en cancelar por un momento esta etapa de su gira europea, después recapacitó y comentó que eso es precisamente lo que querrían los autores de la tragedia: "Pero eso es exactamente lo que esa gente quiere, quieren callarnos. No les dejaremos, no les dejaremos jamás, porque hay poder en la unidad", comentaba emocionada.

También entre sollozos quiso dedicar unas palabras a las víctimas ante las 40.000 personas que acudieron a su espectáculo: "Necesito tomarme un momento para hablar de la tragedia, las trágicas muertes, esos asesinatos, y el final absurdo de vidas preciosas ayer por la noche en París". Y añadía: "Me siento destrozada (...) la gente está llorando por la pérdida de sus seres queridos".

En solidaridad con el pueblo francés, Madonna decidió dedicarles una de las canciones francesas más conocidas de todos los tiempos, ?La vie en rose?, de Edith Piaf. Así, haciendo  lo mejor que sabe hacer, la artista creó un ambiente muy especial donde todos recordaron a los afectados por los atentados.