Luis Miguel ha sido arrestado este martes. Tras negarse en repetidas ocasiones a comparecer ante los tribunales por el caso que le enfrenta a su exrepresentante, Wiliam Brockhaus, un portavoz del Cuerpo de Alguaciles, el órgano que hace cumplir las órdenes de las cortes federales, ha asegurado a la agencia Efe que el artista ha sido puesto en libertad después de abonar la fianza y presentarse ante la jueza, Virginia A. Philips.

Y es que según advirtió un tribunal de Los Ángeles al cantante el pasado 24 de marzo, si no se presentaba ese mismo día en la audiencia, se procedería a su detención. Como no se personó, fue arrestado por desacato. Y es que su exrepresentante le exige una indemnización de más de un millón de dólares por no cumplir con su contrato entre 2013 y 2015.

Ante las evasivas del artista, la jueza ordenó embargar su Rolls Royce para hacer frente a los cargos. Al igual que se llamó para que prestara declaración a Joe Madera, el asistente de Luis Miguel durante años, por su presunto conocimiento sobre los hechos.