No veíamos a Luis Miguel desde su enfrentamiento con Alejandro Fernández, pero el cantante ha reaparecido de forma privada en Las Vegas donde se ha mostrado muy cercano con sus fans y se ha fotografiado con algunos de ellos. Rápidamente esas imágenes han circulado por las redes sociales y se ha podido ver el nuevo look del mexicano que nos ha dejado a todos con los ojos como platos.

Muy sonriente, con un traje oscuro sin corbata, con gafas, un nuevo peinado y más delgado que las últimas ocasiones en las que fue visto, el mexicano posó con sus fans en un hotel de Las Vegas. Es la primera vez que le vemos desde la polémica cancelación de la gira que tenía planeada junto a Alejandro Fernández.

De abril a noviembre del pasado 2016, los cantantes habían preparado una gran gira para sus fans, con la que el éxito estaba asegurado. Los numerosos seguidores de ambos, el lanzamiento del nuevo disco de Alejandro y la vuelta a los escenarios de Luis Miguel tras abandonar su carrera como artista tiempo atrás por problemas de salud, eran algunos de los componentes que harían que arrasasen con este proyecto conjunto.

Pero parece que los problemas de entendimiento entre los artistas y sus equipos lo hicieron imposible. "Después de año y medio de grandes esfuerzos por parte mía y de mi equipo de trabajo por darle a nuestro público una gran gira; lamentablemente no pudimos llegar a ningún acuerdo. Me hubiera gustado mucho complacer con este proyecto a todo mi público que siempre me ha apoyado y razón por la cual podemos tener esta carrera. Siempre he tenido un gran compromiso con mi gente, pero las cosas no sucedieron como queríamos...", comentó Alejandro Fernández.

En lo que a Luis Miguel respecta, parece que volverá a subirse a los escenarios este año. El lanzamiento de su disco de edición especial que acaba de lanzar podría suponer la vuelta de una gira en solitario del cantante, que ya está mucho mejor de las dolencias auditivas que le hicieron abandonar la música. "Empecé a los 9 años con esta carrera, con la música, los decibeles, los conciertos... Tuve que pasar por un tratamiento y afortunadamente ya estoy mucho mejor", declaró el cantante.